Una ponencia que puso de manifiesto las características técnicas del proyecto ya avanzadas para la época en la que se ejecutó, pero sobre todo la importancia del citado muelle en las relaciones comerciales y de comunicación con la isla de Tenerife.

Teodoro Sosa reiteró públicamente, al final de la intervención, la demanda y las quejas del ayuntamiento de Gáldar para seguir reclamando la correcta recuperación de dicha infraestructura marítima, inutilizable e incompleta tras la última intervención de la dirección general de Puertos, añadiendo que le hubiera gustado la presencia del presidente del gobierno o del consejero de Obras Públicas, invitados formalmente, para que escucharan los argumentos por boca de los técnicos y fueran conscientes de la petición de actuar y financiar la obra que merece este histórico muelle que fue el tercero en importancia en Canarias en cuanto a exportaciones.

El alcalde recordó las inversiones millonarias que se han realizado en otros muelles de Canarias, como el de Garachico y Tazacorte en contrapartida con la rehabilitación del muelle de Sardina donde sólo se invirtieron 400.000 euros, una cifra totalmente insuficiente teniendo en cuenta el resultado final de la actuación lo ha dejado incompleto e inutilizable tanto por los pescadores como para actividades deportivas.

Los ponentes ofrecieron una detallada explicación, con planos e imágenes, sobre otros proyectos también importantes de León y Castillo, entre los que se encuentra el muelle de Agaete y el Faro de Maspalomas; con especial incidencia en el proyecto de Sardina, perfectamente estructurado y diseñado, y pese a las carencias de la época en cuanto a avances técnicos, con una precisión digna de elogio, ejemplo de trabajo y precisión para muchos ingenieros actuales .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.