El sacerdote que ocupó la segunda parroquia histórica de Gáldar tras la de Santiago, como es la de San Isidro, y también estuvo al frente de las de Barrial y Sardina, atendiendo una población total de 12.496 vecinos, recibió la cariñosa despedida del primer edil de la ciudad quien le hizo entrega de un regalo en recuerdo de su paso por la ciudad y en agradecimiento a la labor llevada a cabo en dichas parroquias.

Sebastián Grimón fue religioso salesiano con 30 años de edad. Profesor de EGB y Bachillerato, ha sido además párroco de La Isleta, Arbejales, Utiaca, Juncalillo de Gáldar, Artenara, Tejeda y La Solana.

En su visita de cortesía, el padre Chano departió con el alcalde sobre esta etapa transcurrida en el municipio y sobre la labor realizada en estos años en los diferentes barrios en los que ejerció de párroco.

Por su parte, Teodoro Sosa Monzón le expresó sus buenos deseos para esta nueva etapa que comienza en el municipio de San Mateo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.