Desde la Policía Local se ha informado que únicamente en la tarde noche de este miércoles quedó cerrada al tráfico la carretera de Palomino en las medianías de Gáldar por desprendimiento de algunas piedras y como medida de seguridad.
En los barrios costeros hubo algunas retenciones de agua que se han ido solventando y en Anzo también se ha intervenido en la caída de una parte de un talud que no ocasionó consecuencias graves.

Las lluvias que fueron serenas pero intensas produjeron algunas alcantarillas desbordadas que el área de Vías y Obras continúa supervisando y nuevamente se pudo ver correr el barranco de Gáldar.

Desde el área de Urbanismo se informó que en el casco urbano junto a un estanque hubo un desprendimiento de un muro que ya se está reparando y en la calle Músicos Batista de San Isidro se desprendió una parte mínima de asfalto que también ya se está acondicionando.

El personal de Embellecimiento, Parques y Jardines y Limpieza continúa en esta mañana acondicionando márgenes y limpieza de caminos en diferentes puntos del municipio así como dando respuesta a las posibles incidencias de una jornada que en Gáldar ha transcurrido con relativa normalidad y en la que se permanecen a la espera de cómo va evolucionando.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.