La celebración del Día de Canarias hizo que este rincón de las medianías galdenses volviera a reunir a miles de personas que disfrutaron de las tradiciones y costumbres de esta tierra, en una jornada soleada, llena de luz, con un ambiente típico y de gran fiesta. Gáldar retomó la XXI edición de su Fiesta de La Lana y rindió tributo a las personas que siguen manteniendo viva aquellas actividades y oficios más antiguos, que los canarios defienden como señas de identidad.

Así defendió la importancia de mantener en vigor esta Fiesta de La Lana, el alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa Monzón que ataviado con indumentaria canaria fue recibido en la misma plaza por los vecinos y por el presidente de la Asociación Cultural Montaña el Agua de Caideros, José Mendoza, encargada junto al ayuntamiento de la organización de esta celebración. Teodoro Sosa saludó a los más de 20 artesanos que expusieron su labor en la Plaza de San José, mientras sonaba la música canaria de los grupos folclóricos participantes en el escenario. Después y despojado de la chaqueta de estameña se animó a sumarse con los ganaderos en la labor de la trasquila de ovejas y a compartir una imagen tradicional en esta fiesta.

Este año 200 ovejas se dieron cita en el terreno del campo de fútbol situado en la trasera de la Iglesia, llegadas desde el Cortijo de Galeote, entre Lomo del Palo y Juncalillo, y cuyos titulares, la pareja formada por Francisco Javier González Ramos y Tania Rivero, las trasladaron allí desde primera hora de la mañana para ponerlas a punto y “fresquitas” de cara a estos meses de verano. Ambos, muy jóvenes, han aprendido esta labor de sus padres y han querido continuarla aún sabiendo que es un trabajo de sol a sol cuyo esfuerzo no está del todo recompensado económicamente. Lo saben bien los mayores que en esta jornada ayudaban afilando a la antigua usanza las tijeras con las que desprenderles la lana a las ovejas, la auténtica imagen de esta fiesta.

No faltó la degustación de la comida canaria, y mientras los vecinos hacían cola para hacerse con una buena ración de sancocho, los puestos ofrecían pan del campo y el buen queso que se hace en esta zona, y que tantos premios ha cosechado paseando el nombre de Caideros.

La exhibición de perros podencos canarios, de lucha del garrote y salto del pastor, así como de lucha canaria por jóvenes de la cantera galdense que acaparaban las miradas de las familias y en especial de los más pequeños que disfrutaban atentos observando a un lado y al otro donde los caballos participaban en la trilla en una demostración de esta tradición campesina.

Los miembros de la Asociación Montaña el Agua no paraban de atender al público y estar atentos para que todo saliera perfecto, en los mil detalles de una organización pensada para hacer disfrutar a todos los asistentes. Sin olvidar que en esta edición los homenajeados fueron Josefa González y Nicasio Díaz artesanos queseros que recibieron el cariño de la gente y el reconocimiento a toda una vida dedicada al trabajo agrícola y ganadero.

[fbalbum url=”https://www.facebook.com/media/set/?set=a.1687945948091627.1073742046.1420003111552580&type=1″]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.