El Partido Socialista presenta entre sus exigencias para el acuerdo, la determinación y adjudicación de las áreas de gobierno, así como la atribución en exclusiva de la alcaldía durante el mandato.

Para ALPA-NC tales pretensiones uademás de ser inasumibles, no tienen justificación alguna, máxime considerando la representación otorgada por los votantes el 24 de mayo a cada formación, con cuatro concejales.

Así, ALPA-NC hace un llamamiento a la responsabilidad, y espera que los representantes socialistas atiendan al criterio de gobernabilidad mandado desde las urnas por la ciudadanía, queriendo el pueblo que se produzca un ejercicio de gobierno en igualdad para ambas formaciones.

Agaete se encuentra en un momento crucial de su historia, y tras un largo tiempo de regresión, es imprescindible que para que el avance se haga efectivo se produzca un Pacto de Progreso que responda a las expectativas de cambio, y necesidades que la población y el municipio precisan.

ALPA-NC recuerda que el punto de partida de las negociaciones fue un planteamiento sin imposiciones de ningún tipo, en condiciones de igualdad y equilibrio, y en todo momento ha trasladado a la ciudadanía su intención de conformar un gobierno de progreso para Agaete, y dejar atrás las políticas conservadoras que generaron la situación actual.

Por ello, ALPA-NC insiste en la necesidad de mantener el diálogo, y alcanzar un Acuerdo de Progreso y viabilidad para Agaete, y que se descarte cualquier otra opción apartada del progreso, de la renovación y la ilusión confiada por los votantes.

Comentarios

  1. Lo logico es la alcaldia compartida. El acercamiento PP-PSOE de estos cuatro años pasados tenía que salir por algún lado durante las negociaciones…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.