Junto a ellos varios ponentes, familiares y vecinos recordaron a un párroco “de ideas firmes, un gran predicador y muy querido por sus feligreses”.

Para rememorar aquellos años, la importancia del primer Jacobeo en Gáldar, las peregrinaciones celebradas desde entonces, y su repercusión en la prensa de aquella época, como El Eco de Canarias, intervinieron en el acto el cura párroco de la Iglesia de Santiago, Manuel Reyes Brito, el cronista de Valleseco, Nicolás Sánchez por ser el municipio donde nació Abraham González; el vecino de Gáldar y autor del Libro “Apuntes para medio siglo del Año Santo Jacobeo en Gáldar”, Angel Ruiz, cuyos beneficios serán destinados al comedor parroquial; y el sacerdote Agustín Monroy; coordinados por el cronista de Gáldar, Juan Sebastián López García.

Todos quisieron destacar lo que ha significado para Gáldar cada año en el que la Festividad de Santiago ha coincidido en domingo, y como los peregrinos llegados al Templo, el más destacado santuario jacobeo de Canarias, una vez cruzada la Puerta Santa, reciben las gracias jubilares.

Magnas peregrinaciones que en estos cincuenta años han dejado una huella imborrable en la historia de esta Ciudad. Pero sobre todo quisieron poner el énfasis en la figura del sacerdote Abraham González y sus años como párroco de la Iglesia de Santiago y profesor de religión del Cardenal Cisneros, que siempre será recordado en esta Ciudad. Su imagen, a través de una fotografía presidió el acto y ante la imagen de Santiago de los Caballeros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.