El centro se suma así a una iniciativa del Ayuntamiento galdense para recuperar en la localidad una bonita pero olvidada tradición isleña con motivo de sus Fiestas Patronales.

En concreto, el taller, que se realiza con la colaboración con Adisnor, busca retomar una vistosa cabalgata festiva y ritual del XIX que dejó de realizarse en Canarias a mediados del siglo XX.

Hace unos años, se rescató en municipios de La Palma (Fuencaliente y Tazacorte) y Tenerife (La Laguna), y ahora pretende hacerlo Gáldar.

En todos los casos, y con independencia de la denominación dada, el origen de la fiesta se hallaba en unos caballitos hechos a mano, con estructura de caña y decorados con papel o telas de colores, por vecinos de todas las edades, que después los usaban como trajes en un vistoso desfile amenizado por músicos y papagüevos.

Durante el baile en las calles, salía danzando entre la multitud un caballito especialmente preparado con fuegos artificiales, al que debe su nombre la fiesta.

Capital de Gran Canaria en la etapa precolonial, Gáldar ha sido históricamente una de las ciudades con mayor riqueza cultural de la isla, y en particular de su comarca norte, y recupera ahora esta tradición con la ayuda, entre otros, de la Casa-Museo Antonio Padrón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.