La carrera transcurrirá por la carretera GC-75 desde el casco del municipio norteño hasta el término de Fontanales, con un tramo de 7 kilómetros entre la zona conocida como La Fragata y Jardín de Corvo, en cuya espectacular curva se situará la línea de meta. Mientras que este año, la calibración de los pilotos de la modalidad de Regularidad Sport discurrirá por este mismo tramo de la GC-75.

Asimismo, el Parque Pico Lomito se convertirá estos días en el centro neurálgico del rally con la zona de asistencia de los equipos y escuderías, las verificaciones técnicas de los vehículos desde las 17.30 horas de este viernes y la entrega de premios el sábado, en el Anfiteatro Municipal. Justo enfrente, en la Casa de la Cultura, se realizarán las verificaciones administrativas y se instalará uno de los grandes atractivos del evento para el público asistente: el simulador Sim Evo 8, del equipo Marsiete Sport, que podrá ser disfrutado gratuitamente con el mismo recorrido de la Subida Villa de Moya cargado en su disco duro para la ocasión.

Con el fin de garantizar la seguridad de los espectadores y el correcto desarrollo de la prueba, la Organización ha preparado importantes medidas de seguridad a lo largo de todo el recorrido, con espacios acotados específicamente para la colocación de los aficionados y para el aparcamiento de vehículos, sobre todo en las tres curvas más importantes con las que cuenta la carrera: La Josefa, el camino de San Fernando y el jardín de Corvo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.