Así, estos 340 nuevos contratos, cifra récord en lo que llevamos de año y la segunda más alta desde 2014, han contribuído a esa reducción del desempleo. En concreto, se han convertido seis contratos en indefinidos, 135 de duración determinada a tiempo completo, 188 de duración determinada a tiempo parcial y 11 indefinidos.

Por sectores, servicios tira de la contratación con más del 70% de las nuevas altas, seguido de la agricultura con el 10% y la construcción con el 7% de los nuevos contratos.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.