Tras la gestión realizada por el Consistorio norteño para declarar la zona como Área de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU) y enmarcarla en el Plan Estatal de fomento del alquiler de viviendas, la rehabilitación edificatoria y la regeneración y renovación urbanas, las partidas desglosadas que aportará cada una de las administraciones involucradas en el proyecto quedan distribuidas de la siguiente forma: el Ministerio de Fomento asumirá el 35 por ciento del total del presupuesto, con 367.571 euros; el Consorcio Insular de Vivienda, dependiente de la Consejería de Arquitectura y Vivienda del Cabildo de Gran Canaria, aportará el 37% de la financiación con 440.621 euros; el Ayuntamiento de la Villa de Moya asumirá el 19% con 215.030 euros; y el Instituto Canario de la Vivienda del Gobierno de Canarias aportará 75 mil euros en 2016, el 6% del total. Mientras que los vecinos se harán cargo del 2% de la inversión con dos pagos de 11.258 euros en 2016 y 2017.

“Estamos de enhorabuena porque han sido cuatro años de duro trabajo para lograr la financiación de todas las administraciones y poder rehabilitar por fin las viviendas de El Roque, cuyos vecinos merecen todo el esfuerzo realizado” manifestó el alcalde de la Villa de Moya, Poli Suárez, tras la rúbrica del convenio. En este sentido, Suárez mostró su agradecimiento a todas las instituciones implicadas “por llevar por primera vez a un municipio que no sea la capital de la isla esta acción de rehabilitación de viviendas y especialmente al Cabildo de Gran Canaria, que ha hecho un gran esfuerzo para hacer realidad esta mejora de un patrimonio turístico e histórico de la Villa de Moya y, sobre todo, ayudar a las familias con menos recursos”.

Por su parte, el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, destacó que “desde el Consorcio Insular de Vivienda no podíamos permanecer ajenos a estas actuaciones que tienen un profundo componente social y que se llevarán a cabo en barrios con necesidades especiales”. Asimismo, Morales también defendió que apoyar este proyecto supone “reactivar nuestro patrimonio histórico pues se trata de barrio singular y marinero como El Roque de la Villa de Moya”.

Patricia Hernández, en calidad de consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias, se refirió al convenio para la rehabilitación de El Roque y a los firmados también hoy para las viviendas de otros municipios como Las Palmas de Gran Canaria y Telde, en Gran Canaria, y Candelaria, en Tenerife. “Estamos hablando de los sueños de muchas familias que esperaban con ansias que llegara este día y también cabe destacar que las obras crearán mucho empleo en esta tierra” resaltó la consejera. Quien concluyó afirmando que “estos convenios son un ejemplo de cooperación administrativa por el bien de los ciudadanos de Canarias”.

En la misma línea se pronunció la Delegada del Gobierno en las Islas, María del Carmen Hernández Bento, quien celebró que “estas firmas suponen un motivo de satisfacción para todas las administraciones y, sobre todo, es un día de enhorabuena para las familias que se verán beneficiadas”. Hernández Bento también destacó la cooperación de las instituciones que “participan cada una en la medida de sus posibilidades y demostrando un ejemplo de colaboración a seguir”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.