Durante el desarrollo del encuentro se hizo un repaso de las principales preocupaciones existentes en el Norte de la isla, fundamentalmente en materia hidráulica. Se insistió en la necesidad de obtener financiación para poder ejecutar el emisario de Boca Barranco; igualmente se planteó que en el próximo Plan Hidrológico se incluya la Depuradora Comarcal de Arucas y se sentaron las bases para agilizar las autorizaciones y permisos que afectan a obras municipales.

Además, se planteó culminar los trabajos de impulsión de agua desalada a los municipios de Firgas y Moya y que se promuevan actuaciones tendentes a minimizar las pérdidas en las redes de distribución de agua.

Los representantes municipales expresaron su satisfacción por la predisposición del Cabildo de Gran Canaria para impulsar el desarrollo de los municipios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.