Pascual Ruiz basó su pregón en, como el mismo lo llamó, “un canto de agradecimiento hacia todas aquellas personas que me ayudaron a crecer con el Barrio”.

“Mire usted si el Barrio es importante o no, que los tres hombres que más mandan en Gáldar: el alcalde, el juez y el jefe de la Policía, los tres son, somos, hombres de La Montaña, ahí queda eso”, bromeaba el pregonero, quien con esta frase trataba de resumir la importancia del barrio de La Montaña, que “nació allá en 1920 cuando comienza a construirse de forma ordenada en la parte baja, en el Calvario, y que fue el alcalde D. José Martinón quien en 1.931 luchó para que el trazado de las calles fuera de forma ordenada”.

Pascual Ruiz hizo un recorrido por todos los movimientos vecinales y personas que, a título individual, han contribuido al crecimiento del barrio, con especial hincapié en la parroquia como nexo de unión de todos sus vecinos y la Sociedad de La Montaña, cuya antigüedad se remonta a 1.934.

El pregonero concluyó su canto de agradecimiento con una “llamada al trabajo, en cualquier actividad: haciéndonos socios, acudiendo a las asambleas, participar aunque sea
con la sola presencia en los actos de las Fiestas, en una palabra, como se dice popularmente… echar una mano”.

En el transcurso del acto se celebró también la coronación de las reinas infantil y juvenil; y el míster de las fiestas junto a sus cortes de honor, que recayeron en Desirée González, Adriana Mendoza y Alejandro Bolaños respectivamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.