La vertiente social del presupuesto, explicó el consejero de Hacienda y Presidencia, Pedro Justo Brito, además de vocacional se debe a la pésima situación económica que afecta aún más a los isleños, con un salario un 14 por ciento inferior al resto del territorio nacional según la Agencia Tributaria, por lo que el nuevo grupo de gobierno “apuesta por las personas y no por el asfalto”.

Morales explicó que en estos primeros presupuestos del nuevo grupo se cumple con el anuncio de “estar al lado de las personas que peor lo pasan”, con el impulso de un Plan de Empleo y de choque contra la Pobreza, entre otras medidas, y no olvida la solidaridad, por lo que recupera Gran Canaria Solidaria con un incremento del cien por cien de su partida y el aumento de más del 80 por ciento de las inversiones en infraestructuras sociales.

Recupera asimismo el paralizado Plan de Costas y aumenta la partida para promoción turística un 5 por ciento, pero no para publicitar las Dunas de Maspalomas dentro de la propia Isla, apostilló Morales, sino para promoción exterior, que es la que repercute en la dinamización del sector y en mercados emergentes como Francia e Italia para diversificar la procedencia.

Dada la vocación democrática del nuevo grupo, agregó, se ha recuperado el Consejo Insular de Municipios y su Asamblea de Alcalde para decidir los temas que más interesan a la Isla, se presentará un ambicioso proyecto de Participación Ciudadana y recupera en su agenda, por otra parte, el deporte base y vernáculo, mientras en el Sector Primario se avanza en el Banco de Suelo y la reapertura de infraestructuras abandonadas, citó entre otros ejemplos.
Además, la Gran Canaria Film Comission ha pasado a ser gestionada por la Sociedad de Promoción Económica de Gran Canaria con el fin de generar un nuevo atractivo industrial que incluya la puesta a disposición del sector de platós y personal cualificado, lo que se suma al apoyo de zonas comerciales y la artesanía, cuya partida se destinará a apoyar los oficios tradicionales y no a “conciertos y autobombo”, subrayó.

En definitiva, concluyó, unas cuentas propias “que incentivan los valores democráticos, la economía productiva y se sitúa al lado de las personas que peor lo pasan”.

Por áreas de gasto

En cuanto al detalle por áreas de gasto, a Servicios Públicos Básicos, que implica a Medio Ambiente, Emergencias, Residuos, Jardín Canario, Política Territorial y Vivienda, se destinarán 60 millones de euros, un 24,5 por ciento más, mientras a actuaciones de Protección y Promoción Social –recursos Humanos, Empleo, Política Social, Igualdad y Solidaridad-, se dedicarán 137,5 millones de euros, un 8,5 por ciento más.

La Producción de Bienes Públicos de Carácter Preferente contarán con 57,8 millones de euros, un 2,4 por ciento más, que afecta a Cultura, Museos, Deportes y Educación.

Estable se mantiene, con algo más de 173 millones, el área de Actuaciones Económicas, que serán gestionadas a través de Industria, Soberanía Alimentaria, Consejo Insular de Aguas, Transportes, Turismo, Obras Públicas y el nuevo Consejo Insular de la Energía, organismo que inicia su andadura con 1,2 millones de euros ampliables en otros cuatro, prudencia que se ha guardado para no incurrir la creación de remanentes que después no se pueden recuperar, sino destinar a deuda.

Finalmente, Presidencia y Hacienda, Cooperación Institucional, que abarca el grueso con, entre otros, el plan con los ayuntamientos, y Arquitectura, gestionarán los 203 millones restantes, un 16,6 por ciento más que en el anterior ejercicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.