El Consistorio considera que la señalización actual dificulta el acceso al municipio desde la circunvalación GC-3 a la GC-21 y confunde a los conductores y visitantes para llegar al municipio.

Según ha hecho saber el Ayuntamiento de Teror al Cabildo de Gran Canaria, las señales que indican hacia Teror ubicadas en el carril de incorporación a la rotonda de San Lorenzo y la situada en este mismo emplazamiento deben dirigirse al ramal recientemente abierto al tráfico tras las obras realizadas, que comunica con Piletas para conectar con la GC-21. Este recorrido es más corto y evita atravesar la nueva zona comercial y centro urbano de Tamaraceite, con una mayor densidad de tráfico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.