A propuesta del grupo de gobierno de BNR-NC, el Ayuntamiento en pleno acordó modificar la Ordenanza Fiscal que regula este impuesto, de tal forma que, a partir de la entrada en vigor de la misma, los vehículos híbridos (motor eléctrico-gasolina, eléctrico-diesel o eléctrico-gas) que estén homologados de fábrica, incorporando dispositivos catalizadores, adecuados a su clase y modelo, que minimicen las emisiones contaminantes, disfrutarán de una bonificación del 50% en la cuota del impuesto.

Por su parte, cuando se trate de vehículos de motor eléctrico y/o emisiones nulas, estos disfrutarán de una bonificación del 75% en la cuota del impuesto.

En los últimos años las mejoras tecnológicas han permitido incorporar a los motores de los vehículos diversos avances que permiten la menor o incluso nula emisión de CO2 a la atmósfera. El Ayuntamiento de Gáldar quiere de esta forma promover en la ciudadanía y en el tejido empresarial municipal, la adquisición de este tipo de vehículos, facilitando que su sobrecoste actual tenga una compensación económica a través de la bonificación en el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica.

El alcalde de la ciudad, Teodoro Sosa, ha recordado que la apuesta por las energías renovables comenzó desde inicios de su mandato con la puesta en funcionamiento de más de 1.392 placas fotovoltaicas que generan energía por valor de más de 150.000 euros al año para el Ayuntamiento de Gáldar, que se adquirieron desde el año 2010, y puso de manifiesto la intención de apostar en esta legislatura por el desarrollo de la energía eólica en el municipio con un parque eólico municipal en Botija con capacidad para dos grandes aerogeneradores que puedan generar energía por valor de otros 400.000 euros.

El orden del día también abordó la declaración de nulidad del acto administrativo adoptado por el Ayuntamiento Pleno de la modificación del pacto acuerdo de los funcionarios. La edil de Personal, Nuria Vega, dio cuenta del dictamen del Consejo Cultivo que declara ilegal este acuerdo, al haber sido aprobado por un órgano no competente. El alcalde, Teodoro Sosa, criticó las cesiones de anteriores grupos de gobierno ante los sindicatos, en 1998 y 2006, que llevaron a un pacto acuerdo plagado de “privilegios” que vulneran la ley.

Como ejemplos, citó las horas trabajadas por la Policía Local, que ascienden a 1.250 horas al año, cuando el decreto del Gobierno de la Nación establece 1.654 horas anuales. Además, “premios” a la jubilación que disfrutaban los funcionarios municipales, ayudas al estudio para los descendientes de estos o incapacidades por valor de 30.000 euros.

Teodoro Sosa aseguró que gracias a la firmeza de su grupo de gobierno, sin ceder a los “chantajes” de los sindicatos, hoy en día el Ayuntamiento va camino de sanearse, hecho que fue premiado por la ciudadanía al lograr la mayoría absoluta en las últimas elecciones municipales. El primer edil invitó a negociar a los representantes sindicales, pero “con la ley por delante”.

También se aprobó con los votos del grupo de gobierno y la abstención de la oposición la desestimación de la reclamación de la empresa Hermanos Santana Cazorla, concesionaria del servicio de recogida de basuras en el municipio, de una deuda por un valor superior a los 667.000 euros.

Según explicó la concejal de Hacienda, Valeria Guerra, la empresa basaba esta reclamación en un supuesto sobrecoste que supone depositar la basura en el vertedero del Sato del Negro, en Las Palmas de Gran Canaria, en lugar de la planta de Santa María de Guía. Sin embargo, los informes jurídicos consideran nula esta la deuda reclamada por la empresa, al existir una cláusula en el contrato firmado que establece ambos vertederos como puntos de vertido.

En este punto, ante las críticas del grupo mixto, el alcalde recordó que en la etapa del PP en Gáldar el servicio de recogida de basuras se adjudicó “a dedo” a una empresa, a la que se terminó por deber más de 2 millones de euros. Ahora, aseguró el regidor galdense, la empresa de basuras cuesta 20.000 euros menos al mes y “hay un contrato firmado”.

Las mociones de concejales, la adhesión a la candidatura del vecino de Gáldar, José Francisco Díaz, al premio al voluntario del año de Cruz Roja y los ruegos y preguntas completaron la primera sesión ordinaria del año 2016.

Comentarios

  1. Si los sindicatos quieren privilegios que se metan a borbones. Me alegro de que el alcalde por fin ponga fin a estos señoritos.

  2. Buena iniciativa. Hoy sale en prensa escrita que el Cabildo planea equiparar las energías renovables y las fósiles en el año 2018. Un gran paso para convertir a Gran Canaria en una isla sostenible. Ojalá estos políticos hubieran entrado mucho antes, otro gallo habría cantado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.