Siempre que se sigan las indicaciones y se suba consciente de la situación, la población podrá disfrutar de la nieve con seguridad sin obstaculizar la labor del personal que trabaja para devolver la normalidad a la cumbre.

MapaLa nieve a los lados, así como algunos desprendimientos y otros restos del temporal, impiden el paso de dos coches y aparcar, algo que no debe hacer la ciudadanía porque no dejan pasar los servicios de mantenimiento, emergencias y ambulancias, lo que contempla sanciones que las autoridades de tráfico han comenzado a aplicar.

De este modo, las subidas a la cumbre serán por la carretera de Las Lagunetas, Ayacata y Pinos de Gáldar, mientras las bajadas son por Cazadores y Cueva Grande.

Es muy importante tener en cuenta esta información porque tratar de subir por las bajadas es un peligro y ocasiona mayores problemas para organizar el tráfico, ello solo contribuye a un mayor taponamiento.

Es igualmente importante que se suba con tiempo de abandonar la zona al anochecer, ya que al caer la noche no debe quedar nadie en la cumbre.

El Cabildo de Gran Canaria actualiza constantemente la situación de las carreteras en su cuenta de Twitter @grancanariacab.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.