En cuanto a la naturaleza jurídica que envuelve al ‘Banco de Tierras de Agaete’, según se destaca en una parte de sus bases reguladoras, “se configura a modo de registro administrativo público para configurar una base de datos formado por parcelas aptas para la explotación agrícola, tanto cultivadas como cultivables, cuyos propietarios hayan solicitado voluntariamente su inscripción en el mismo, funcionando como un instrumento de puesta de contacto entre la oferta y la demanda de parcelas rústicas ubicadas en el término municipal de Agaete”.

Se señala así mismo, “que el registro del Banco de Tierras tendrá únicamente un carácter informativo, sin que se produzca ningún efecto sobre el régimen jurídico de las parcelas incluidas, ni sobre el derecho de propiedad, ni demás derechos o gravámenes sobre las mismas y sin que constituya prueba del derecho de propiedad u otros derechos sobre las fincas”.

Mediante un impreso que va unido a las bases del Banco de Tierras, los/as propietarios/as interesados/as podrán inscribir sus parcelas en el registro de entrada del Ayuntamiento, plasmando autorizaciones al propio Ayuntamiento para la inclusión de sus parcelas en el banco de tierras, junto a la que permite ceder sus datos personales básicos, a los/as terceros/as interesados/as en el cultivo cuando soliciten expresamente su consulta a través del impreso correspondiente.

Próximamente se llevará a cabo una reunión pública, a la que se dará amplia difusión, abierta a la participación de los/as interesados/as en que sus terrenos formen parte del banco de tierras del municipio, a la que asistirán técnicos de la Agencia de Desarrollo Local de Agaete y de la Agencia de Extensión Agraria de Gáldar, que depende del Cabildo de Gran Canaria, para resolver cualquier duda o consulta que tengan al respecto de la puerta en marcha de esta propuesta.

Entre los beneficios, que se espera se deriven de una acción de este tipo, se encuentran, según los promotores: “el poner en valor las tierras agrícolas abandonadas o en previsión de abandono, frenar la pérdida de superficie útil, o la de evitar situaciones de abandono de cultivos paliando, en la medida de lo posible, los problemas agroambientales que esta situación genera, y entre los que podrían figurar los relativo a la proliferación de plagas, roedores, erosión del suelo, degradación paisajística, o el riesgo de incendios.

Para el concejal delegado de Sector Primario y Desarrollo Rural, Javier Gil Pérez, “estamos tomando la iniciativa de que el apoyo a la agricultura y a los agricultores, no se quede en papel mojado, y que este sector tome el auge y el nivel que merece. Tenemos muchas hectáreas de terrenos abandonadas, que unidas al clima de Agaete y con la mediación del banco de tierras, pueden volver a reverdecer, con cultivos singulares y de excepcional calidad, sumando para hacer realidad el concepto de soberanía alimentaría, y unido a la exploración de nuevas vías para ofrecer oportunidades laborales y de emprendimiento, especialmente orientadas a los/as jóvenes del medio rural”.

Comentarios

  1. Me hace recordar cuando le hacía recortes de las guapas de revista y le decía a mis amigos,ellos no disfrutaban de verlas y leer,esta es mi novia, “presumir de lo que no han conseguido, esperen ha tenerlo y después pongan la foto de sus logros,ah! no olviden que tenemos, mi hijo y yo otro proyecto entre manos; que ya no digo ideas, para que se lo apunten tambien

  2. “que el registro del Banco de Tierras tendrá únicamente un carácter informativo, sin que se produzca ningún efecto sobre el régimen jurídico de las parcelas incluidas, ni sobre el derecho de propiedad, ni demás derechos o gravámenes sobre las mismas y sin que constituya prueba del derecho de propiedad u otros derechos sobre las fincas”
    No, no es un <> es un <>, llamarle así es demagógico.

  3. Pues deberían venir hoy y hacer fotos de la hoguera que han hecho en este mismo lugar sobre futuras tierras que según dicen van ha conseguir para los agricultores, una gran hoguera de unos diez metros de diámetro, para que los agricultores planten después en tierra quemada.Están buenos ellos para dirigir consejos, sin respetar las plantaciones vecinas que ya están en auge, por mucho permiso que tengan esto no se puede (debe)hacer al menos se habrían ido al parte más alejada,

  4. Realmente, parece que el autoempleo se lo dan quienes gestionan estas parcelas y se gastan dinero en imprentas, pues se anuncian a bombo y platillo como veo aquí pero no tiene ni voluntad social (para ayudar a los más desfavorecidos a que planten sus propias hortalizas) ni voluntad empresarial, pues no se “ofrece” subvenciones a tan deteriorado sector primario, por culpa de las baratas importaciones. ¿Por qué empiezan la casa por el tejado y no por la realidad, el suelo? Si es para entretenerse en una oficina y hacer algo, pues se nota.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.