Valorados en 35.000 euros, tanto el terreno de unos mil metros cuadrados como la cueva de La Paja eran de Juan Cubas, propietario de otras fincas de la zona, por lo que el Cabildo, explicó Morales, mantiene abierta la negociación conforme a su plan de adquisición del mayor número posible de propiedades para lograr que el yacimiento obtenga el máximo reconocimiento arqueológico mundial.

Por este motivo, la comisión técnica creada para tal fin mantiene reuniones de coordinación todos los meses, la última precisamente este miércoles, detalló Morales.

Gran Canaria, hacia la ecoisla

Por otro lado, el Cabildo ha adquirido una finca de 176.000 metros cuadrados valorada en 100.000 euros para “profundizar en la política de reforestación de Gran Canaria”, por lo que el espacio, ubicado en la localidad de Fataga de San Bartolomé de Tirajana, será ahora destinado a ampliar las zonas reforestadas de Gran Canaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.