El Cabildo de Gran Canaria es pionero España en el manejo, desarrollo e instrucción de quemas prescritas, una técnica forestal muy especializada que ha trasladado en cursos y talleres al personal de la Unidad Militar de Emergencias durante los últimos años.

Efectuados por los equipos Presa de la Consejería de Medio Ambiente, se trata de fuegos controlados acometidos en determinadas circunstancias climatológicas, como la considerable humedad de esta época del año en la cumbre, porque son necesarias para reducir la carga de vegetación seca y la virulencia del fuego en verano, lo que se suma a que también son beneficiosas para la activación de procesos ecológicos esenciales.

Para las quemas controladas, abril, mayo y junio son los meses ideales porque es cuando se produce la “ventana de prescripción”, que es el marco en el que se producen las condiciones idóneas que se producen de balancear humedad –entre el 35 y el 65 por ciento es la ideal-, temperaturas bajas y poco viento, entre otros parámetros, de modo que con gran precisión se consigue quemar las zonas designadas con llamas que no superan el medio metro.

Gran Canaria es uno de los lugares de Europa más complicados para luchar contra el fuego por su difícil orografía y la dispersión de sus viviendas, lo que ha hecho que el personal del Cabildo haya adquirido una alta especialización y sea referente nacional. En el campo de la formación a otros cuerpos, Gran Canaria ofrece además la ventaja de poder acoger actuaciones en la cumbre durante gran parte del año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.