El colectivo respeta la decisión de la institución insular de limitar el tráfico de peatones, ciclistas, motoristas y guaguas de más de ocho metros en la GC-200, ante las responsabilidades que pudiera suponer un accidente en esta carretera para los responsables políticos. Roque Aldeano dice ¡¡basta ya!! de que el pueblo aldeano continúe sufriendo las consecuencias económicas y sociales de una carretera que durante décadas le ha tenido aislada del resto de la isla. A su vez, demanda compensaciones económicas, tanto municipales como insulares, sobre todo para el sector servicios, el más perjudicado.

La plataforma aldeana demanda al Cabildo de Gran Canaria, la institución más cercana al pueblo aldeano y con responsabilidades en la carretera La Aldea-Agaete, que lidere una serie de reivindicaciones para que se aceleren las obras La Aldea-El Risco. Igualmente para que se saque a licitación de inmediato la segunda fase entre Agaete y el Risco que permita en el 2017 iniciar las obras del túnel que atravesará el peligroso macizo de Faneque.

Roque Aldeano lleva denunciado hace más de un año que las obras de la nueva carretera entre El Risco y La Aldea han ido muy lentas, a pesar de disponer de importantes partidas económicas y sin olvidar que estuvo prácticamente paralizada más de tres años. Prueban evidente, señala el colectivo, fue que de los 17.2 millones adjudicados en el 2015, unos 5 millones no se invirtieron. En el actual ejercicio, todo apunta que buena parte de los 31.7 millones asignados, 26.7 procedentes del Estado y 5 millones a cofinanciar por el Cabildo, increíblemente van a correr la misma suerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.