La aprobación definitiva del PTP-15 se vio paralizada en el mandato anterior pese a su importancia para el corredor del norte y el conjunto de la Isla.

El actual grupo de gobierno quiere ahora reactivar su tramitación con nuevos encuentros a tres bandas entre Cabildo, Gobierno de Canarias y Ayuntamientos, explicó Miranda, que consideró fundamentales las aportaciones de Moya y Santa María de Guía, con los que mantendrá reuniones específicas al ser los dos municipios más afectados por el plan y por el retraso de su implantación.

“Se trata de desbloquear un plan vital para el desarrollo del norte”, agregó la consejera, que confía en cerrar cuanto antes los acuerdos necesarios para aprobar definitivamente el documento.

En fase de aprobación inicial desde 2011, el PTP-15 establece distintas opciones para ordenar ocho ámbitos pertenecientes a los municipios de Arucas, Moya y Santa María de Guía.

Sin embargo, su alcance es mucho mayor ya que por ese territorio discurre el corredor que conecta Las Palmas de Gran Canaria con todo el norte de la Isla y a los municipios de la comarca entre sí, por lo que será el documento que permita afrontar soluciones para acabar con el problema de circuación existente.

Entre los ámbitos de ordenación del PTE-15 figuran los de Tinoca- El Frontón, Punta de Arucas-Punta de Ramírez, Hoya Alta-Mariscalete y Bañaderos, en Arucas. Este último se subdivide además en cuatro subsectores: El Cardonal, Punta Ramírez-Punta del Camello, El Tanasio y Bañaderos-El Puertillo.

Quintanilla-San Andrés, también en Arucas, constituye el quinto ámbito de ordenación del Plan, que también ordenará Bocabarranco-El Roque y El Roque-Charco San Lorenzo, en Moya, y San Felipe, entre el barrio marinero de Santa María de Guía y la playa del mismo nombre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.