Tras una inspección visual y fotográfica de los distintos desperfectos que afectaban a este faro, se determinó que era preciso proceder a la reparación del fuste y nuevo pintado del mismo dada la importancia de las fisuras que se observaban.

El armado del fuste es vital para la conservación del mismo evitando fisuras e incluso grietas debidas a esfuerzos que el armado no sea capaz de absorber. La corrosión de esta armadura se traduce en una disminución de la resistencia de las barras e implica un aumento de tensiones en estas. Se puede originar el colapso de la estructura si los elementos no son capaces de absorber las solicitaciones para las que fueron calculadas.

La Autoridad Portuaria de Las Palmas prevé dar por concluidas estas labores de restauración de las instalaciones del Faro de Sardina del Norte antes de este verano dejando en perfecto estado esta señalización luminosa situada en una zona costera del municipio muy frecuentada por los turistas y visitantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.