imageEstas obras permitirán la mejora de aquellas instalaciones o dependencias que vayan necesitando los centros y hacerlas en los meses de verano para no interrumpir el desarrollo de la actividad escolar.

Según informó la concejal, se procedió al asfalto la zona de acogida del alumnado hasta la entrada en los colegios de San Isidro y Sardina, sustituyendo la gravilla por la mejor del firme en estos dos espacios escolares.

También en los Quintana se procedió al derribo del muro que divide el comedor en dos partes, dejándolo más espacioso para ofrecer este servicio, así como mejorando la zona ajardinada.

María Rosa Quintana explicó que posteriormente se trasladarán al Centro de Adultos de Gáldar para la ampliación de un aula, continuando estas actuaciones hasta completar las obras aprobadas en el Consejo Escolar Municipal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.