A las doce del mediodía, el Alcalde de la Ciudad, Teodoro Sosa Monzón, junto a la concejal del área, Ana Teresa Mendoza, iniciaron el acto de lectura del manifiesto contra la violencia y en apoyo a las víctimas y pidieron a los asistentes guardar un minuto de silencio por ellas.

“Desde el Ayuntamiento de Gáldar consideramos que es necesario ampliar la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, de manera que estén recogidas en ella todas las manifestaciones de la violencia machista, tal y como recoge la Ley Canaria, y no exclusivamente las que se producen en relaciones de pareja como ocurre hasta el momento”, explicaba en el manifiesto Ana Teresa Mendoza.

Desde la Concejalía que dirige se colocaron en esta calle 49 velas en recuerdo de las mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas y sobre todo este año hubo un recuerdo muy especial a las niñas víctimas también de esta violencia que la sufren directamente o como consecuencia de la violencia hacia sus madres.

Gáldar también quiso alertar sobre el peligro de trivializar las conductas machistas, así como de lo perverso de poner en duda la veracidad de las denuncias. Datos de la Memoria Anual de la Fiscalía General del Estado indican que solo el 0,0015 por ciento de las denuncias tienen visos de falsedad.

Y se añadió que “un año más debemos hacer hincapié en la población más joven, que reproduce un modelo de pensamiento, conducta y actitudes que hace permisible que se ejerza y se tolere la violencia machista, que pasa de generación en generación.

Manifiesto:

El Ayuntamiento de Gáldar repudia y condena la violencia contra las mujeres, en cualquiera de sus manifestaciones e intensidades, y fortalece su compromiso en la defensa de los derechos de todas y cada una de las mujeres, en promover su empoderamiento y en seguir impulsando acciones para prevenir, abordar y erradicar esta violencia que supone además un obstáculo para el desarrollo democrático de cualquier sociedad.

Un año más queremos recordar a todas y cada una de las víctimas mortales. Mujeres con nombres y apellidos, con una vida que les fue sesgada. También a todas las víctimas menores, hijos e hijas de maltratadores y víctimas también como sus madres.

La violencia machista se dirige contra la mujer por el hecho de ser mujer, al ser considerada por sus agresores como personas carentes de los derechos de libertad, respeto y capacidad de decisión.

Desde el Ayuntamiento de Gáldar consideramos que es necesario ampliar la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, de manera que estén recogidas en ella todas las manifestaciones de la violencia machista, tal y como recoge la Ley Canaria, y no exclusivamente las que se producen en relaciones de pareja como ocurre hasta el momento.

La violencia tiene sus raíces en las desigualdades estructurales de género que en pleno siglo XXI persisten todavía en nuestra sociedad, y que no es, ni debe considerarse un problema de la esfera privada de las mujeres. Está presente en el hogar, en la calle, en el trabajo. Es el día a día de nuestra realidad social, por lo que la ciudadanía en su conjunto debe mostrar una actitud abiertamente contraria a la violencia machista.

Alertamos sobre el peligro de trivializar las conductas machistas, así como de lo perverso de poner en duda la veracidad de las denuncias. Datos de la Memoria Anual de la Fiscalía General del Estado indican que solo el 0,0015 por ciento de las denuncias tienen visos de falsedad. Un añadido a esto es que siete de cada diez víctimas de violencia machista nunca han denunciado, según recoge la última Macroencuesta de Violencia contra la Mujer 2015 del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Además, se retiran muchas de las denuncias a lo largo del proceso, y cada denuncia retirada es un éxito del maltratador en su estrategia del miedo, de la coacción, de la amenaza.

Las cifras y estadísticas reflejan la sobrecogedora e inquietante realidad que sufren miles de mujeres y sus hijos e hijas, menores que son también víctimas directas de la violencia machista. Pero pese a esta realidad, muchos casos siguen todavía ocultos, en secreto, debido a los tabúes que todavía hoy se mantienen. Por ello, es fundamental el apoyo, la atención y la protección a las víctimas, a las que pedimos que ante cualquier situación de riesgo lo comuniquen, y busquen apoyo en familiares, amistades y administraciones públicas. Aunque es un paso difícil, esa decisión cambiará sus vidas.

Se hace necesario denunciar cualquier manifestación de violencia machista, no solo por parte de quien la sufre directamente, sino también por quienes la presencian o la conocen. No podemos mirar hacia otro lado y eludir nuestra responsabilidad, porque de lo contrario seremos cómplices. Aunque no seamos responsables directos del problema, si lo somos de las soluciones.

Un año más debemos hacer hincapié en la población más joven, que reproduce un modelo de pensamiento, conducta y actitudes que hace permisible que se ejerza y se tolere la violencia machista, que pasa de generación en generación. Es prioritario acabar con esta violencia trabajando intensamente desde las edades más tempranas; en la familia y en las aulas, que es donde se aprenden valores y conductas. También en la calle y desde los entramados institucionales y sociales, para generar un proceso de socialización que fomente modelos alternativos de convivencia, basados en el respeto y la igualdad, que destierre la discriminación y que defienda el derecho de las mujeres a vivir sin violencia. Todos y todas debemos asumir una responsabilidad individual y colectiva para dar una respuesta global contundente.

Con los esfuerzos de todas las partes involucradas, desde gobiernos hasta todas y cada una de las personas que integran esta sociedad, lograremos eliminar las relaciones y estructuras de poder desiguales entre hombres y mujeres. Acabemos con las estructuras sociales y mentalidades que perpetúan la discriminación de las mujeres y erradicaremos la violencia de género.»

Adaptación de la propuesta de acuerdo de declaración institucional con motivo de la conmemoración, el 25 de noviembre, del día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer (Consejería de Presidencia, justicia e igualdad del Gobierno de Canarias).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.