La obra incluye el cerramiento del edificio y la pavimentación de la planta baja, y existe intención de ir ampliando posteriormente el resto de las tres plantas con las que cuenta esta nave, que tiene una superficie total de 2.250 metros cuadrados.

La idea es poder trasladar a este edificio los talleres que actualmente se encuentran ubicados en la planta baja de la Casa de la Juventud, liberando a este edificio de dichos servicios que tras la citada actuación podrán estar concentrados en la nave industrial de San Isidro, explicó el concejal de Vías y Obras y Urbanismo, Heriberto Reyes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.