Enmarcado dentro de las fiestas navideñas, el Gran Belén con más de 1.000 figuras pintadas a mano representa diversos episodios vinculados al nacimiento de Jesús en un espacio de 130 metros cuadrados, recreados con diversos materiales entre ellos el corcho y utilizando la belleza de un entorno único como es el barrio de San Fernando que contribuirá a crear la imagen del lugar sagrado en el imaginario colectivo.

Con la inauguración de su belén número XXI Aridane Betancor demuestra, una vez más, su compromiso a favor de la preservación y conocimiento del arte popular, representado en la construcción de belenes como parte de la liturgia navideña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.