La exposición también pone en valor la calidad de los cielos de Fuerteventura: la Reserva de la Biosfera de la Isla fue, de hecho, declarada oficialmente en julio de 2015 Reserva Starlight por la calidad de sus cielos y su compromiso de protección.
Hace menos de 100 años, cualquiera podía alzar la vista al cielo y disfrutar de una espectacular noche estrellada. Ahora, miles de niños de todo el mundo nunca han visto la Vía Láctea. El aumento y generalización del uso de luz artificial por la noche no sólo afecta a nuestra visión del Universo, también influye negativamente en el medio ambiente, la seguridad, el consumo de energía y en nuestra salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.