A las 17 horas partía la comitiva real desde el barrio de Barrial, después de realizar la tradicional visita a la Residencia Genoveva Pérez y al Centro de Día. El recorrido continuó por el barrio de Nido Cuervo, para continuar por la Bajada de las Guayarminas hacia el centro de la ciudad.

Allí aguardaban los actores que cada año dan vida al tradicional Auto de los Reyes Magos, una tradición que data del siglo XIX y que desde los años 80 está declarada fiesta de interés turístico regional, y que acompañaron a Sus Majestades en su recorrido por la ciudad.


Posteriormente, la Plaza se llenó de música con la actuación de “La chica de ayer”, que sirvió de preámbulo a la noche más mágica del año, en la que tanto jóvenes como mayores se ven embriagados por la magia y el misterio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.