El Ayuntamiento de Gáldar a través de la Concejalía de Igualdad brindó este viernes en el Teatro Consistorial un emotivo homenaje a once mujeres trabajadoras que fueron reconocidas públicamente por sus años de profesión y trabajo con motivo del Día Internacional de la Mujer. El Alcalde de la ciudad, Teodoro Sosa Monzón, reconoció en ellas valores como la superación personal, el esfuerzo y el constante tesón por salir adelante. A través de un recorrido por sus semblanzas y arropadas por sus familiares y vecinos, las once mujeres que abrieron camino con su ejemplo recibieron con orgullo este homenaje que también sirvió para continuar reivindicando una plena igualdad para las mujeres.

“Las once mujeres que hoy están recibiendo este homenaje han sacrificado mucho su vida personal para buscar y lograr oportunidades de empleo para el sustento de sus familias, con el denominador común de que han sido profesionales del mundo de la cocina, bien en comedores y centros escolares o en establecimientos de restauración”, recordó la concejal de Igualdad, Ama Teresa Mendoza Jiménez.

Con el lema “Mujer y Gastronomía” queremos conmemorar en esta edición y declarar públicamente nuestra admiración y respeto a todas ellas quienes han sido baluarte de una generación que abrió camino al desarrollo económico y social de Gáldar, añadió.

Adela Ortega Carrillo, Amada Mendoza Álamo, Elena Díaz Díaz, Jacinta Delgado Sosa, Jovita Ojeda Segura, Adelaida Padrón Mateos, Olga de los Ángeles Vera Medina, Josefa Mendoza Álamo ( a título póstumo), Pino Vega Molina, Pino García Vega y Encarnación Molina Moreno fueron las mujeres que recibieron en el Teatro Consistorial dicho reconocimiento.

El alcalde quiso además detenerse en cada una de ellas y exponer lo que han simbolizado para Gáldar esta generación de mujeres luchadoras y trabajadoras dedicando a cada una cariñosas palabras y su gran vinculación con este municipio.

“Espero de corazón -les dijo- que esta noche se lleven el merecido reconocimiento y que sepan que sabemos lo importante que ha sido el trabajo que han realizado, la dedicación con la que han desarrollado su vida profesional y de un modo especial que hayan podido sembrar esa semilla de la educación en igualdad a sus hijos y en sus nietos.

El emotivo acto concluyó con la actuación musical de Pepe Mejías y Ana Gil que pusieron el broche final a una noche llena de emociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.