No ha sido abierta al tráfico y la nueva carretera que une El Risco con La Aldea ya ha sufrido su primer gran desprendimiento de rocas que han ido a parar sobre la calzada. El desprendimiento ha coincidido con el anuncio del Gobierno, que prevé su apertura en apenas dos semanas.

Precisamente esta mañana, el vicepresidente y consejero de Obras Públicas del Ejecutivo canario, Pablo Rodríguez, compareció antes los medios para anunciar que el primer tramo de 7 kilómetros de la nueva vía que discurre entre La Aldea y El Risco estará abierto en las próximas dos semanas, y ha supuesto un coste de 89 millones de euros. Los trabajados de asfaltado ya han finalizado y solo resta para la apertura la colocación de la señalética y la conexión de la iluminaria.

Pablo Rodríguez afirmó que la puesta en marcha del nuevo tramo terminará con el aislamiento del municipio de la Aldea por el norte y supondrá un importante ahorro de tiempo para los conductores. El mismo recorrido que antes, a través de la GC-200, antigua carretera, se efectuaba en 20 minutos, se podrá hacer a través de la nueva carretera en tan sólo 7 minutos.

Durante la mañana de hoy también se registró una importante caída de rocas sobre la calzada en la zona de El Risco, en la antigua carretera. Una situación que se agrava porque las obras de este tramo hasta Agaete aún no han sido licitadas.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.