La última semana de marzo se dieron cita en el Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología los centros que asistieron a la segunda fase de Ciberlandia 2017. Entre todos ellos, un grupo formado por tres alumnos y tres alumnas, que por primera vez han estado representando al IES Saulo Torón en un concurso de estas características.

Ciberlandia es un proyecto que pretende fomentar vocaciones de carácter científico-tecnológico en jóvenes escolares, a través de experiencias y actividades formativas haciendo uso de la robótica, para permitir a los participantes estar en contacto directo con la universidad y el ámbito investigador. Desde sus inicios y hasta el momento Ciberlandia se ha desarrollado en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de Canarias, concretamente en las islas de Gran Canaria y Fuerteventura, y en esta nueva edición, Lanzarote. Se desarrolla gracias a la colaboración de las siguientes instituciones: Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, Ministerio de Economía y Competitividad del Gobierno de España, Instituto Universitario de Ciencias y Tecnologías Cibernéticas (IUCTC) de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), Cabildo de Gran Canaria a través de la Consejería de Desarrollo Económico, Energía e I+D+i, Cabildo de Fuerteventura, el Cabildo de Lanzarote, Consejo Social de la ULPGC, Vicerrectorado de Investigación, Innovación y Transferencia, Departamento de Informática y Sistemas de la ULPGC, Escuela de Ingeniería Informática (EII) de la ULPGC, Dirección General de Ordenación, Innovación y Promoción Educativa del Gobierno de Canarias, Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información – Gobierno de Canarias, además de las empresas: TLS Informática, Tirma S.A. y Muslands Music Shop.

Semanas después de la primera fase del proyecto se plantearon unos trabajos a realizar para participar en la segunda fase. A cada grupo de alumnos se les asignó una zona dentro del archipiélago canario, concretamente zonas en riesgo forestal, donde se encontraban distintas especies protegidas. Los alumnos debían hacer una memoria de investigación sobre la zona en cuestión, en la que aparecieran los datos característicos de esa zona, la fauna y la flora, el relieve, etc., y escoger una especie protegida concreta para profundizar en ella. Al mismo tiempo debían realizar una propuesta tecnológica para proteger a esa especie y preservar la zona. Además existía la opción de crear una maqueta del animal, algo que se tomó muy en cuenta, pues todos, o la gran mayoría, creó dicha maqueta.

En el encuentro de la segunda fase que se desarrolló en las instalaciones del Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología durante los últimos días del mes de marzo, los alumnos mostraron sus presentaciones y las expusieron de forma oral ante el resto de centros y el jurado del concurso. Tras haber expuesto todos los grupos su presentación, se procedió a reforzar los conocimientos de programación adquiridos anteriormente, y se propusieron nuevas actividades, para que los alumnos desarrollasen su habilidad en programación. Y finalmente tras esto, la 2º fase dio por concluida.

Ciberlandia es una iniciativa muy beneficiosa para los alumnos, tanto por el aprendizaje desde distintos campos de la ciencia y la tecnología como por por su carácter lúdico y emocionante. El alumnado del IES Saulo Torón participante en esta segunda fase, preguntados al respecto, manifestaron que Incluso si no consiguen llegar a la final habrá sido una experiencia enriquecedora para ellos. Aún así, esperan ganar o al menos, hacer un buen trabajo y divertirse, ya que son conocedores de que el objetivo del proyecto no es buscar un ganador, sino animar a grupos de alumnos a pensar, aprender y expresarse oral y digitalmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.