El alcalde de la ciudad de Gáldar, Teodoro Sosa Monzón, inauguró este miércoles las obras de rehabilitación y reforma de las instalaciones del Tanatorio Municipal de San Isidro, con un presupuesto en torno a los 90.000 euros que han permitido renovar y modernizar tanto el interior como el exterior de este edificio, haciéndolo más cómodo para las personas que vea sus seres queridos y con mejores equipamientos.

Sosa que estuvo acompañado por el cura párroco de la Iglesia de Santiago y de las parroquias del municipio, concejales y representantes vecinales, quiso pedir disculpa a los vecinos por las molestias que pudieron haber ocasionado las obras pero que no cabe duda que el resultado final ha merecido la pena. Gáldar cuenta con un tanatorio del siglo XXI y uno de los mejores equipados de toda la comarca noroeste.

El alcalde recordó que en el año 2010, el Ayuntamiento de Gáldar llevó a cabo la ampliación del citado Tanatorio Municipal, dotando al recinto de más espacio y de dos nuevas salas, además de una oficina y una cafetería en el exterior que salió a concurso como un servicio más del tanatorio.

En 2014, el Ayuntamiento galdense realizó la obra de cerramiento de la zona de entrada con una estructura metálica forrada de madera, para guarecer a los vecinos de la lluvia y del viento, así como proteger del sol en los meses de verano a las personas que están velando y acompañando a los familiares. También lo dotó de una puerta realizada en madera y un tramo de vallado con el que conseguir el efecto de protección al recinto.

En este año 2017 desde el Ayuntamiento se ha procedido con financiación municipal a las obras de rehabilitación de todo el Tanatorio Municipal incluyendo la mejora de la pavimentación de estas dependencias municipales y la colocación en todo su interior del aplacado en cerámica que da una imagen homogénea de todas las salas cumpliendo así su función decorativa y de aislamiento.

Las dependencias del tanatorio han sido pintadas en su interior y exterior, se ha mejorado el office-cocina con taquillas y armarios para el uso y mayor comodidad de las familias. Asimismo, se ha cambiado toda la luminaria a led en el interior y han sido ampliadas con nuevas luminarias en el exterior. Se ha realizado un banco en la entrada exterior con capacidad para 60 personas y se mejoró el pavimento también de esta entrada.

El alcalde descubrió, junto a la concejala de Cementerio, Pilar Mendoza, una plaza conmemorativa de este hecho.

Las obras de mejora han permitido la ampliación del techo y del cerramiento exterior, la instalación de una alarma y la mejora de toda la señalética hecha en madera en todo el edificio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.