La imagen del Sagrado Corazón de Jesús volvió a procesionar este viernes por las calles del municipio. Un año más, los vecinos trabajaron durante horas para elaborar las vistosas alfombras para el paso de la imagen, que procesionó acompañada de numerosos fieles y la Banda de Barrial.

Desde temprana hora, en las calles Reina Armina, Guillén Morales y Guaires había un ajetreo inusual. Eran los vecinos de estas calles que, manteniendo la tradición, elaboraban las alfombras de sal y flores para la imagen. También el colegio Fernando Guanarteme de unía en el último día de clases, al igual que los usuarios del centro ocupacional, que con mucho cariño decoraban la fachada del centro.

Especialmente llamativa fue la elaborada por los comerciantes de Guillén Morales, con un tapiz en perspectiva que daba la sensación tridimensional según el punto de visión.

A su llegada al templo, tuvo lugar la habitual exhibición pirotécnica de despedida a la imagen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.