El Ayuntamiento de Gáldar aprobó este jueves una moción institucional en la que se insta al Estado español a reponer la honorabilidad de la masonería y superar de forma definitiva el trato discriminatorio para quienes sufrieron de persecución, sanciones, condenas penales, exilio o fueron ejecutados por razón de la defensa de la masonería y de los ideales democráticos. La moción apoyada por todos los grupos políticos del consistorio galdense pide el restablecimiento de situaciones jurídicas ilegalmente extinguidas en los aspectos que afectan a la masonería en España.

Lo que en principio era una moción presentada por el grupo de gobierno municipal se convirtió en la sesión plenaria en moción institucional ya que fue respaldado su contenido por todos los concejales del pleno galdense. Un hecho que agradeció y emocionó al propio Antonio Márquez Fernández, actual Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo del Grado 33 para España y es pasado Gran Maestre de la Gran Logia de Canarias, presente en dicha sesión y que intervino una vez el alcalde de la ciudad, Teodoro Sosa Monzón, le diera la palabra tras la aprobación de este respaldo.

Márquez destacó la importancia que tiene que las administraciones y Ayuntamientos como el de Gáldar expresen públicamente su apoyo a poder restablecer la honorabilidad de la masonería, así como recuerar las situaciones jurídicas que ilícitamente les fueron arrebatadas.

El texto de la moción fue defendido por el concejal de Relaciones Institucionales, Agustín Martín Ojeda, quien recordó como los masones sufrieron persecución e inquina durante la Guerra Civil Española y como muchas personas fueron fusiladas, murieron en extrañas circunstancias en prisión y los que tuvieron más suerte les pusieron en libertad enfermos y lisiados y en la mayoría de los casos, por su forma de pensar o por pertenecer a una logia masónica.

“Después de la promulgación de la Constitución Española de 1.978, se han aprobado normas tendentes a superar, la situaciones personales y jurídicas, derivadas de la Guerra Civil de tan trágicas consecuencias para nuestros paisanos, entre ellas, la Ley 43/1998, de 15 de diciembre, de Restitución o Compensación a los Partidos Políticos de Bienes y Derechos incautados; la Ley 24/2006, de 7 de julio, sobre declaración del año 2006 como año de la Memoria Histórica o la Ley 52/2007, de 26 de diciembre, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas a favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la dictadura”, explicó.

Lo que están pidiendo los masones es ese reconocimiento, que se les devuelva la honorabilidad anterior que perdieron en los años cuarenta con la ley de para la Represión de la Masonería y el Comunismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.