El Ayuntamiento de Gáldar ha adjudicado a la empresa Rodríguez Luján la obra de instalación de nuevos contenedores soterrados en las calles Drago, -a la altura del colegio Antonio Padrón-, la calle Algirofe y la calle Domingo Pérez, con el propósito se continuar mejorando la imagen, higiene y la limpieza que aporta este tipo de contenedores al casco urbano de la ciudad.

El alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa Monzón, anunció, cuando se instalaron los contenedores soterrados en la Glorieta Antonio Padrón, que la intención de la Concejalía de Limpieza y Servicios Públicos era estudiar esta experiencia piloto para trasladarla posteriormente a otras zonas del municipio, una vez se ha comprobado su funcionalidad y efectividad.

Este sistema de recogida que oculta los contenedores, además de evitar el abandono de los residuos fuera de los propios recipientes permite una mejora de la imagen en las calles del municipio, con menos olores y un mejor aspecto de las vías.

Los nuevos puntos de ubicación de estos contenedores soterrados son espacios de gran afluencia de comercios y establecimientos, así como puntos que son muy utilizados por los vecinos.

Además, son contenedores soterrados con gran volumen en la recogida,  ya que cada uno de los recipientes tiene capacidad para 1.100 kilos de residuos sólidos urbanos.  Pero sobre todo,  el cómodo funcionamiento en el depósito y en la recogida de los residuos, que mejora considerablemente la estética de la zona, en comparación con los contenedores en superficie.

La puesta en marcha de estos nuevos contenedores, cuya ejecución e instalación supondrá al Ayuntamiento una inversión en torno a los 178.000 euros, permitirá además un desahogo del espacio útil de los contenedores en superficie donde los vecinos vertían hasta el momento en esta zona.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.