La Asociación “Amigos de la Pardela Cenicienta” llevó a cabo el pasado domingo una suelta de varios ejemplares de esta especie en las inmediaciones del Faro de Sardina, en la costa del municipio de Gáldar.

El grupo estuvo formado por más de una decena de voluntarios, que colaboran activamente en la protección y el rescate de estos ejemplares cuando se ven deslumbrados por la contaminación lumínica de las costas canarias.

Precisamente, cada año entre finales de octubre y noviembre se producen estos lamentables accidentes de centenares de pollos de pardela cenicienta atlántica (Ca- lonectris borealis), en las que durante sus aleteos se ven desorientadas por la iluminación de los pueblos costeros, por lo que desde la asociación se solicita la colaboración ciudadana para reducir la contaminación lumínica y evitar la muerte innecesaria de estos animales, protegiendo a los ejemplares encontrados dentro de una caja de cartón con ventilación y llamando a los servicios de emergencia al 112 o al servicio de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria.

La Asociación contribuye al fomento de estas medidas a través de charlas informativas por los centros escolares, contribuyendo a la formación y concienciación de la población desde temprana edad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.