El Pleno ordinario del mes de diciembre, celebrado este jueves en las Casas Consistoriales, volvió a dejar en evidencia al edil del Partido Popular en el Ayuntamiento de Gáldar, José Luis González. Y esta vez las recriminaciones hacia su comportamiento no venían de ningún compañero de corporación, sino del equipo directivo del CEIP San Isidro, que remitió al consistorio un escrito de queja por las manifestaciones realizadas por el edil conservador en el pleno del mes de noviembre.

En aquel momento, el 28 de noviembre de 2017, en el turno de ruegos y preguntas, González aseguró que los baños del citado centro presentaban múltiples deficiencias, como falta de pomos en las puertas, e incluso que algunos de ellos se encontraban cerrados por falta de mantenimiento, lo que obligaba a niños y niñas a compartir cuarto de baño.

Esas declaraciones del concejal del PP causaron un gran malestar en la comunidad educativa del centro, puesto que, según aseguran en el citado escrito, simplemente “no son ciertas”. En concreto, el escrito, según leyó la concejala de Educación, María Rosa Quintana, en el Pleno cita lo siguiente:

Los miembros del equipo directivo expresan su malestar e incorformidad con las declaraciones mencionadas anteriormente [en referencia a las palabras de González Mateos el 28 de noviembre], puesto que:

– Los baños del CEIP San Isidro se encuentran en perfectas condiciones de uso.
– Están perfectamente señalizados (niños, niñas, adultos), por lo que no son compartidos.
– Todas las puertas, pomos y cisternas funcionan correctamente.

Además, si fueran ciertas dichas afirmaciones, que por supuesto no lo son, los primeros en dar parte de tal situación serían los miembros del equipo directivo, ya que las peticiones de reparaciones son competencia del equipo directivo de los centros, previo visto bueno del consejo escolar.

Por último, instar a dicho edil [en referencia a José Luis González Mateos] a que se retracte de las manifestaciones referidas a este centro, faltando a la verdad, en el mismo medio y forma en el que fueron expuestas ya que dañan la imagen de este centro educativo.

A su vez, exigimos por su parte una disculpa ante el consejo escolar del centro”.

Sin embargo, el edil del PP, en uno de los ya habituales arranques de soberbia como los que le han llevado a quedarse como único concejal del PP tras la renuncia de su número dos, Pino Jorge Tacoronte, lejos de admitir el error y pedir las disculpas exigidas por el equipo directivo del centro se mantuvo en su argumento y culpó a una de sus actuales compañeras de partido, trabajadora de convenios del Ayuntamiento de Gáldar en el citado centro, de ser el origen de la información de la supuesta rotura de los baños, que se ha demostrado ser falsa. Y ahí se mantuvo.

Comentarios

  1. Increible el concejal del PP de este municipio, que para defender una critica pasa a ser un chivato de su informante, lo unico que de debía haber dicho es Katy ven al pleno.
    Me explico???

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.