El Ayuntamiento de Gáldar ha logrado una subvención directa del Cabildo de Gran Canaria por valor de 1.374.151,89 euros para la transformación de la carretera general GC-292 en una vía urbana que dé continuidad a la Bajada de las Guayarminas hacia el barrio de Marmolejo.

Como se recordará, el pasado mes de febrero el Ayuntamiento aprobó en Pleno la solicitud de municipalización de esta vía, la antigua carretera general que unía los municipios del Norte con Las Palmas de Gran Canaria, aún de titularidad insular. Esta petición, tal y como había planteado el alcalde en dicha sesión plenaria, solo se llevaría a efecto si el Cabildo financiaba la ejecución de una obra para entregarla en perfectas condiciones, tal y como ya se hizo el pasado mandato con la Bajada de las Guayarminas. La intención es continuar dotando a los principales barrios del municipio de un corredor que convierta esta carretera en una vía urbana también de conexión peatonal. Una vez se consume la municipalización, esta vía dejará de llamarse Carretera General para pasar a denominarse “Paseo de los Faycanes”, como ya fuera aprobado en Pleno.

El proyecto en su conjunto, es decir, desde la rotonda del Drago hasta la Ciudad Deportiva “Venancio Monzón” en La Enconada está valorado en 3,9 millones de euros, por lo que será necesaria su ejecución en distintas fases. La primera de ellas, aún por definir en el proyecto final, permitirá unir los barrios de Marmolejo y San Isidro con el casco de Gáldar.

El anteproyecto prevé para esta primera fase una calzada de 6 metros de ancho para los carriles en ambas direcciones, con un reservado de 2,25 metros para aparcamientos en las zonas en las que la anchura de la vía lo permita, además de una acera lo suficientemente ancha para el tránsito de peatones en ambos márgenes, llegando a los 2,13 metros de anchura máxima y 1,43 metros de mínimo.

Mejoras bajo tierra

Bajo tierra, la red de recogida de pluviales también será mejorada, al igual que la red principal de abastecimiento del municipio, y la secundaria, que sirve para acometer a las viviendas de los márgenes de esta vía. También se instalará una red de hidratantes contra incendios y se procederá a rediseñar el alumbrado público de manera que se mejore la luminosidad de la vía y se dé continuidad al tramo anterior, soterrando todo el cableado del alumbrado público.

La partida para el inicio de esta obra ya ha sido aprobada por el Cabildo de Gran Canaria en el presupuesto de la institución para 2018, por lo que las obras podrían dar comienzo en el segundo semestre del próximo año, una vez se finalicen todos los trámites necesarios para dotar a estos barrios de una vía en consonancia con los tramos ya ejecutados anteriormente (Paseo de los Guanartemes y Bajada de las Guayarminas), y extender esta filosofía de homogeneización y continuidad hasta los barrios cercanos al casco de Gáldar, ejecutando un total lavado de cara que tendrá como resultado un paisaje urbano completamente remozado.

Planos del anteproyecto:

Comentarios

  1. Y para cuando una conexión peatonal con Barrial que los peatones se juegan la vida cada día a su paso por la zona de las escaleritas y ya puestos conexión con Sardina y carril bici desde Galdar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.