Los más de 200 litros por metro cuadrado de lluvia caídos en la última semana en los Altos de Gáldar han afectado al muro de contención del antiguo campo de fútbol de Juncalillo, utilizado ahora como aparcamiento, provocando su derrumbe parcial.

Afortunadamente el derrumbe del muro, de unos siete metros de altura, se produjo en un lugar habitualmente aislado sin provocar más daños materiales ni personales.

Los técnicos de la concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Gáldar ya han visitado la zona con el objetivo de analizar las causas del derrumbe y estudiar las opciones para su reposición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.