Por primera vez en la historia, este jueves 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, las reivindicaciones feministas han encontrado el respaldo de los sindicatos y algunos partidos políticos para legalizar paros y una jornada de huelga para denunciar la falta de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, la violencia que estas sufren y la mayor carga que soportan en casa.

Precisamente, este último motivo, casi nunca reconocido y, menos aún, remunerado, ha sido uno de los cuatro ejes en los que se ha articulado esta jornada de huelga en toda España. La “huelga de cuidados”, como así ha sido llamada, invitaba a todas las mujeres que la secundaran a colgar en balcones y ventanas un delantal para indicar que este jueves, “no se encargarían de las tareas del hogar y la atención a personas dependientes” en protesta por la falta de reconocimiento y visibilidad de este trabajo no remunerado.

La imagen curiosa de la jornada ha estado en Gáldar, donde los principales monumentos, entre ellos el dedicado a Tenesor Semidán, último rey de Gran Canaria castellanizado como Fernando Guanarteme, amanecieron este jueves con delantales, sumándose a la huelga convocada en favor de la plena igualdad entre hombres y mujeres.

Se desconoce quién o qué colectivo está detrás de la iniciativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.