La empresa Tibicena Arqueología y Patrimonio ha comenzado este martes con la excavación arqueológica de los restos hallados bajo el pavimento del que será el futuro Hotel Agáldar, ubicado en el inmueble de propiedad municipal junto al Templo de Santiago, en el casco histórico de Gáldar.

Los trabajos, financiados por la consejería de cultura del Cabildo de Gran Canaria, tienen la finalidad de documentar las distintas fosas funerarias halladas, así como consolidar los restos relacionados con la cimentación de la primitiva iglesia de Santiago de los Caballeros.

Como se recordará, galdaraldia.es adelantó a finales del pasado mes de diciembre el hallazgo, que se produjo al realizar una excavación de apenas unos centímetros en el pavimento original del edificio durante las obras de restauración. En aquel momento, y tras una inspección de los técnicos del servicio de patrimonio, se adelantó que los restos podrían tratarse de la cimentación de la primitiva iglesia de Santiago.

Los primeros sondeos hallaron posteriormente varias fosas de enterramiento, que se cree puedan datar de enterramientos realizados en la propia iglesia entre los siglos XV y XVIII. En el año 2003, durante las obras de pavimentación de la calle Reyes Católicos, apenas a unos metros del actual hallazgo, se encontraron también restos óseos de hasta nueve cuerpos al excavar una zanja de 40 centímetros de profundidad. Estos hallazgos reforzarían la teoría de que en el entorno de esa primitiva iglesia, tanto dentro como fuera de ella, se realizaron los primeros enterramientos cristianos del municipio, hasta la creación de los cementerios en el siglo XIX.

Imagen: Tibicena Arqueología y Patrimonio.

También se ha hallado restos de empedrado de lo que podría ser una plaza que circundaba a esta primitiva iglesia y la toba volcánica sobre la que se asienta la ciudad de Gáldar.

Imagen: galdaraldia.es

Una vez finalizados los trabajos de documentación y consolidación, la idea del Ayuntamiento es la de integrar los restos arqueológicos en el proyecto hotelero mediante la instalación de un pavimento acristalado que permita su contemplación, dotando al establecimiento de un valor añadido. Por su parte, los restos óseos serán extraídos y trasladados al Museo Canario para su estudio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.