La corporación municipal del Ayuntamiento de Gáldar celebró la tarde de este jueves la sesión plenaria correspondiente al mes de abril, en la que destacó la dación de cuentas del ejercicio presupuestario de 2017, que arrojó un balance positivo de 6.165.040, 2 millones de euros más de lo previsto inicialmente a comienzos del pasado año.

La concejala de Hacienda, Valeria Guerra, informó de los datos que arroja la liquidación del presupuesto del pasado año, que ascendió hasta los 29.711.795,75 euros de ingresos, 5 millones más de lo presupuestado. Esto se debe, según explicó la edila, al aumento de los ingresos por transferencias de otras administraciones. Por su parte, los gastos se quedaron en 23.546.756 euros. El aumento de los ingresos en 5 millones permitió que los gastos se vieran aumentados también en otros 3 millones, sin poner en riesgo el principio de estabilidad presupuestaria.
El capítulo de personal fue el que ocupó un mayor volumen de gasto con un 49% del total, descendiendo por primera vez en muchos años del 50% del total del presupuesto municipal.

El cierre del presupuesto del pasado año deja otros resultados muy positivos como un remanente de tesorería de 5.074.818 euros y un ahorro neto de 7.223.571,44 euros.

El alcalde del municipio, Teodoro Sosa, valoró positivamente estos datos que “no dejan dudas de que la política del grupo de gobierno ha permitido reflotar” el ayuntamiento. La deuda que hace unos años eran de 31 millones de euros a día de hoy va por 20 y cada año se está amortizando más de 1 millón de euros de deuda.

El alcalde destacó también que gracias al superávit de seis millones de euros, además de rebajar la deuda el ayuntamiento puede afrontar, por primera vez, grandes inversiones como el parque urbano en la calle Delgado, el edificio de aparcamientos en la trasera de la gasolinera cepsa, el parque eólico de Botija, convenios para sacar a gente del paro y un plan de barrios que se pondrá en marcha próximamente sin poner en riesgo la estabilidad presupuestaria.

Por unanimidad se aprobó la moción presentada por el BNR-NC de apoyo a la comunidad educativa de la Escuela Unitaria de Hoya de Pineda, antes las informaciones que apuntan a un posible cierra por parte del Gobierno de Canarias. El Ayuntamiento ha solicitado que se amplíe el periodo de matriculación en este centro con el objetivo de captar alumnos, evitando así su cierre.

El Pleno contempló también la cesión al Consejo Insular de la Energía de Gran Canaria de una parcela de 25 metros cuadrados en la Bajada de las Guayarminas para la instalación de un punto de recarga para vehículos eléctricos. El mismo será instalado a la altura del establecimiento de venta de productos deportivos en esta céntrica vía del casco.

Por unanimidad se aprobó el II Plan de Igualdad entre Hombres y Mujeres del municipio, que fue presentado hace unas semanas en rueda de prensa. En este punto el alcalde tuvo unas palabras de crítica hacia la sentencia contra “la manada” conocida este jueves.

El Pleno del mes de abril contempló, a solicitud de la oposición, la repetición de la comparecencia del concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Gáldar, delegación que recae en el propio alcalde, que ya había sido solicitada, aunque fuera de tiempo, y tuvo lugar el pasado mes de marzo. En esta comparecencia el alcalde respondió a las preguntas planteadas por los portavoces de la oposición y dio lectura a los informes de gestión de Policía Local y Delegación del Gobierno.

Otros puntos como la referente a la travesía a nado de Sardina, la creación de un fichero de datos para la instalación de cámaras de seguridad en diferentes dependencias municipales, entre otras, fueron tratadas en la sesión plenaria, que se completó con los asuntos de presidencia y el turno de ruegos y preguntas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.