Este miércoles se cerrará al tráfico la calle Guillén Morales para llevar a cabo, por parte del Ayuntamiento galdense, el proyecto de modificación de aceras y mejora de la accesibilidad. La Policía Local recomienda a los conductores la desviación por la calle Doramas.

Estas obras se llevarán a cabo con subvención del Cabildo de Gran Canaria, a través del Plan Transforma Gran Canaria, dentro del proyecto de Zonas Comerciales Abiertas y con fondos del Fdcan. El plazo de ejecución es de dos meses y cuenta con un presupuesto de 52.923, 66 euros.

Con este proyecto el Ayuntamiento de Gáldar pretende mejorar la seguridad vial para el tránsito de peatones en esta vía en la que se encuentra el colegio Fernando Guanarteme y la Residencia Escolar además de la Casa Cachazo y Verde de Aguilar.

El estado actual de las aceras con un ancho medio de 75 cm aconsejan la ejecución de estas obras de mejora y ampliación hasta 1,5 m de ancho en el lado izquierdo que da acceso al centro escolar y 1,33 m en el margen derecho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.