El alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa Monzón, hizo entrega este viernes a las mujeres que aún mantienen viva la tradición de la venta del pescado en la calle, las conocidas como “sardineras”, de tres puestos acondicionados y preparados para cumplir con los requisitos necesarios para una adecuada manipulación y comercialización del pescado.

Teodoro Sosa quiso con esta iniciativa dotar a las tres mujeres que en la actualidad siguen realizando esta actividad desde hace más de 50 años en el municipio, dos de ellas en el casco y una en la playa de Sardina, de unos carros acondicionados con recipientes y doble fondo para poner el hielo picado y mantener el pescado alto siguiendo las recomendaciones de la veterinaria municipal.

El alcalde galdense hizo entrega de estos puestos a las tres hermanas Díaz García, Rosario, Dolores y María, conocidas pescaderas de Gáldar que llevan décadas dedicadas a este oficio y que han mantenido esta actividad tradicional dando vida al sector pesquero y sacrificando muchas horas de su vida para lograr un salario mínimo con su venta de pescado fresco.

Teodoro Sosa expresó su satisfacción porque por fin esta actividad y las mujeres que la desempeñan y que han formado parte de la imagen cotidiana, del día a día y del transcurrir de esta ciudad, puedan tener una mayor tranquilidad y estabilidad a la hora de trabajar, contando con unos puestos realizados expresamente para ello, donde mostrar y vender sus sardinas, viejas y caballas en perfectas condiciones y con una adecuada manipulación del producto.

Así lo había anunciado el alcalde en el pasado mes de febrero donde a propuesta del grupo de gobierno se aprobó la modificación de la ordenanza fiscal reguladora de dominio público local con puestos y venta ambulante, “para adaptarla y que se pueda regular esta actividad de venta de pescado en la vía pública por parte de estas mujeres y a las que puedan dar continuidad a esta labor en el futuro”.

El próximo lunes estos carros de venta de pescado ya pasarán a formar parte de la imagen de estas pescaderas que podrán continuar esta labor con sus nuevos puestos, decorados en blanco y verde, el color de Gáldar, y con el escudo del Ayuntamiento de esta Ciudad.

Comentarios

  1. Acabo de ver la noticia y estoy emocionada.Después de muchísimo tiempo y de promesas incumplidas ,hoy el alcalde de Gáldar ha hecho posible que las “sardineras ” puedan seguir ejerciendo la profesión sin que nadie les pueda decir eso es ilegal.Aprovecho para agradecer al alcalde y a la corporación municipal el haber hecho posible que esta profesión se mantenga.Sé de la presiones que han sufrido para quitarlas,pero él ha cumplido su palabra.
    Gracias,gracias gracias.

    1. Qué bien! Ya era hora, pues han tardado demasiado, en hacerlo, ya no sólo por estética, sino x higiene y salubridad. Es lo menos que se merecen, las Señoras que día, tras día, realizan su trabajo, lleguen a los hogares, en óptimas condiciones. Qué tal le parecece al Ayto, si completa tan magnífica idea, con una buena silla, plegable adaptada, para qu puedan realizar su trabajo, con comodidad y depaso, por su salud física? Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.