En la tarde de este jueves la Concejalía de Cultura y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Gáldar recibía un correo con una carta firmada por Miguel Ángel Clavijo, director general de Patrimonio Cultural del Gobierno canario, anunciando que en las próximas semanas se va a proceder a la revisión de los Bienes de Interés Cultural (BIC) del municipio de Gáldar por parte de una empresa privada contratada por el Gobierno, tras hacer declaraciones el pasado año anunciando la revisión y descatalogación de muchos BIC porque “hay demasiados”, según afirmó.

El concejal de Cultura y Patrimonio Histórico galdense, Julio Mateo Castillo, le ha respondido con un artículo remitido a los medios y publicado en las redes sociales:

“En la tarde de este jueves 23 de agosto de 2018 a las 19 horas y 13 minutos recibo en el correo electrónico de la Concejalía de Cultura y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Gáldar una petición de una empresa (Servicios Integrales de Patrimonio Histórico S.L – Arqueometra) que adjunta una carta firmada electrónicamente por el Director General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, don Miguel Ángel Clavijo Redondo, en la que me indican que quieren visitar los Bienes de Interés Cultural (BIC) del municipio de Gáldar para “fotografiarlos y comprobar la delimitación”, por lo que nos piden acceso a los mismos y “facilitarles” el trabajo.

Todo ello llega después de que en abril del pasado año pudiéramos leer titulares en la prensa canaria que decían que El Gobierno de Canarias revisará los BIC porque “hay demasiados”. Debe ser que el señor director general ha considerado que hay demasiados porque ni siquiera conoce los nombres de los que existen, a juzgar por el correo electrónico remitido a la Concejalía de Cultura y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Gáldar, donde a la Plaza de Santiago la llaman “Plaza de San Francisco”, una de las necrópolis aborígenes más importante de Canarias la llaman “La Guacha” y a la propia isla de Gran Canaria la llaman “Gran Canarias”, dando a entender que debe ser algún foráneo de esta tierra quien redactó el citado correo.

Pues bien, el señor Clavijo ha cumplido su amenaza y ha contratado a una empresa para “fotografiar y comprobar la delimitación” de los BICs canarios, que parece claro que es el paso previo a la descatalogación anunciada de muchos de ellos. Todo indica que la locura ha llegado a la Dirección General de Patrimonio Histórico que habla de “top ten” del patrimonio cultural canario, y esperamos que las intenciones no sean precisamente reducir los más de 400 BICs de las ocho islas a simplemente ese “top ten” y dejarlos en diez.

Como responsable de Cultura y Patrimonio Histórico de mi ciudad, Gáldar, no puedo sino denunciar a través de estas líneas esta situación esperpéntica que estamos viviendo en Canarias, y especialmente en el área del Patrimonio Histórico y Cultural. Aquí en Gáldar llevamos esperando desde prácticamente principios de legislatura a que el señor director general se digne en concedernos una visita que, por cierto, confirmó y suspendió quedando pendiente de volver a agendarla, y hasta ahora, cuando apenas restan unos meses para acabar la presente legislatura, aún no se ha vuelto a acordar, demostrando su gran interés por el ‘poquísimo’ (nótese la ironía) patrimonio cultural que tenemos en Gáldar. Las únicas señas recibidas de esta Dirección General de Patrimonio Cultural en cuatro años son hoy estas: una carta para inspeccionar los BICs como paso previo a la descatalogación ya anunciada.

Cuando Cabildos y Ayuntamientos hemos invertido ingentes cantidades de dinero público en conservar, mantener, mejorar y poner en valor muchos de nuestros Bienes de Interés Cultural, llega ahora una entidad que se supone superior en jerarquía, el Gobierno de Canarias, a decirnos que ellos que han demostrado no estar por la labor de invertir ni un céntimo de euro y de ni siquiera visitar el municipio, ahora sí invierten dinero público en contratar a una empresa privada para que inspeccione todos los BICs y haga la lista negra de los que merecen ser descatalogados con quién sabe qué intereses.

Bienes de Interés Cultural que, por cierto, han sido incoados por administraciones públicas competentes y profesionales de la arqueología y del Patrimonio Cultural que han redactado sus expedientes, y que han seguido un escrupuloso proceso recogido en la Ley 4/1999, de 15 de marzo, de Patrimonio Histórico de Canarias, y que ahora nuestro director general quiere cargarse de un solo plumazo con el arbitrario argumento de que “es que son demasiados”.

Creo firmemente que esta tierra no tiene que pensar que su potencial cultural es demasiado. Y quien lo diga simplemente no está capacitado para estar al frente de nada en estas islas. Bien al contrario, deberíamos desde todas las administraciones públicas luchar por mejorar, proteger y ampliar el legado que nos dejaron nuestros antepasados, y en ningún caso descatalogarlo para dejarlos indefensos ante la especulación y los intereses particulares de sus propietarios actuales o futuros.

Canarias se merece algo más de seriedad. Por eso mi respuesta al correo ha sido la siguiente:

“Deben haberse equivocado con este correo. La “Plaza de San Francisco” no está en Gáldar, “La Guacha” tampoco y Gáldar no está en “Gran Canarias”.

Julio Mateo Castillo
Concejal de Cultura y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Gáldar

Contenido íntegro del email recibido por la Concejalía de Cultura y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Gáldar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.