La embarcación de Nuestra Señora del Mar encalló la mañana de este domingo nada más salir de Caleta de Arriba en dirección a su recorrido anual por la costa de Gáldar. La embarcación en la que procesiona la imagen perdió el control  por un problema de motor para terminar encallando entre las rocas.

Por unos momentos se produjeron momentos de tensión, al lanzarse al mar varios vecinos a tratar de rescatar la imagen de la fuerza del oleaje.

Afortunadamente se pudo rescatar la imagen sin que nadie sufriera daños. Menos suerte corrió la imagen, que tras ser restaurada hace un año por el Cabildo de Gran Canaria, sufrió algunos daños en su brazo izquierdo y en el niño.

Los actos programados continuaron posteriormente con  normalidad, con la función religiosa y la procesión de la imagen por las calles del barrio.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.