El vicario general de la Diócesis de Canarias, Hipólito Cabrera González y el alcalde de la ciudad de Gáldar, Teodoro Sosa Monzón, visitaron este martes las obras de reforma del techo de la Iglesia de Juncalillo que se están llevando a cabo gracias al convenio de colaboración firmado entre las dos instituciones para financiar esta actuación con un presupuesto de ejecución de 70.000 euros. Los trabajos permitirán reparar el techo de esta histórica iglesia y evitar al mismo tiempo que se siga filtrando el agua en el interior del templo.

Cabe recordar que con motivo del acto de celebración del centenario de la rama de Juncalillo, el alcalde galdense anunció el inicio de esta importante obra para los vecinos de este pago de las medianías que junto a su parroquia demandaron esta intervención.

El Obispado ha aportado 20.000 euros y el consistorio galdense 50.000 euros al prespuesto con el que la empresa adjudicataria Preconte S.L. está acometiendo las obras.

De momento ya han sido retiradas las tejas del techo y se está realizando la reparación con la impermeabilización de toda la estructura y la posterior colocación nuevamente de las tejas que conforman el techo de este inmueble.

En el recorrido por la obra también estuvieron presentes el cura párroco de dicha Iglesia, Roberto Rivero y los concejales de Urbanismo y Patrimonio Histórico, Heriberto Reyes y Julio Mateo, respectivamente.

Cabe recordar que en 1918 un fuerte ciclón arrasó con gran parte del techado de la Iglesia de Juncalillo y a pesar de los destrozos que ocasionó no se produjeron víctimas, por lo que sus vecinos de entonces hicieron la promesa de bailar cada año la Rama en las fiestas patronales.

Cien años más tarde, Juncalillo y toda Gáldar conmemoró este centenario de aquella promesa de la rama y con motivo de tal efeméride, Ayuntamiento y Obispado aunaron esfuerzos para reparar y poner a punto este techo del templo realizado en honor a Santo Domingo de Guzmán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.