El Cabildo de Gran Canaria y los 21 ayuntamientos se han unido este viernes para acabar con el insostenible abandono de 7.000 perros y gatos al año, la mayor tasa de Europa, para lo que han firmado el Pacto por el Bienestar Animal en Gran Canaria, que además incluye el compromiso de mejorar las condiciones y derechos de los animales de compañía. 

Un objetivo como este no es posible sin la concurrencia de la ciudadanía, por ello el Cabildo y los ayuntamientos invitan a la ciudadanía a comunicar cualquier abandono, pérdida o localización de un animal a la Policía Local o al servicio de recogida de animales de ese municipio, y a denunciar igualmente cualquier caso de maltrato que conozcan. 

El presidente del Cabildo, Antonio Morales, subrayó que “el abandono y el maltrato animal requiere que las administraciones públicas tomen medidas en el ejercicio de su responsabilidad para resolver una situación que atenta contra la conciencia colectiva”.

La sociedad, añadió, “no admite como aceptable el sacrificio inducido por falta de espacio en las instalaciones de acogida ni su hacinamiento de por vida por el mero hecho de existir”, por lo que “es necesario resolver el problema abordando sus causas, con medidas integrales, preventivas y no meramente asistencialistas”, como se había hecho hasta el momento.

El consejero de Medio Ambiente, Miguel Ángel Rodríguez, destacó que este día es “histórico” por la importancia  del cambio de modelo para Gran Canaria que supone la firma del Pacto, ya que es el “primer compromiso de trabajo compartido a nivel insular por la dignidad animal”, un modelo de colaboración que el comisionado insular de la Federación de Municipios de Canarias y alcalde de Agüimes, Óscar Hernández, aseguró que otras islas aspiran a reproducir.

Entre las medidas que impulsa este acuerdo figura la de trabajar de forma coordinada con los agentes sociales, por lo que también acudieron al acto de rúbrica representantes del Colegio de Veterinaria, del Seprona de la Guardia Civil y de las protectoras de animales, así como para poner en marcha un plan de choque de forma urgente y diseñar un Plan Estratégico Integral Insular para el Bienestar Animal.

Por su parte, los 21 municipios se comprometen a asumir las competencias y los compromisos que corresponden a cada administración y centrar sus esfuerzos en evitar el abandono con la prevención como prioridad. 

En este sentido, se creará una mesa de trabajo política entre responsables del Cabildo de Gran Canaria y los alcaldes o alcaldesas de los ayuntamientos. El Cabildo, además, invitará a una mesa técnica mensual a todos los agentes sociales implicados, entre los que también destacan los Abogados Animalistas, Policías locales, Federación de Asociaciones Animalistas, y el colectivo de cazadores, entre otros.

Unificación de las ordenanzas

Con este Pacto, los ayuntamientos acuerdan unificar y actualizar las ordenanzas municipales con un reglamento que especifique protocolos de recogida de animales, la actualización del convenio de colaboración con el Cabildo para la gestión del Albergue Insular de Animales y a garantizar el correcto desarrollo de la recogida de animales abandonados o perdidos, denuncias, sanciones, control de los animales y las actividades necesarias para garantizar la protección animal.

Asimismo, el acuerdo incluye la elaboración de un diagnóstico de la situación de cada municipio, revisable cada dos años, para crear un mapa exhaustivo de la problemática insular y estudiar la necesidad de contar con refugios municipales o mancomunados.

Registro de Identificación Animal

Otra de las medidas urgentes acordadas es la firma por parte de los ayuntamientos del convenio con el Colegio de Veterinarios para que todos participen en el Registro Canario de Identificación Animal, ZOOCAN, de manera que exista una base de datos unificada de animales abandonados y censados en la isla. 

Del mismo  modo, las primeras medidas de choque incluyen realizar campañas anuales de vacunación, colocación de chip identificativo y esterilización de bajo coste, una iniciativa del Cabildo con la colaboración de la federación de protectoras FAUDA, el Colegio de Veterinarios y las clínicas veterinarias locales que comienza en las próximas semanas. 

Por su parte, el Cabildo de Gran Canaria organizará jornadas de formación continua y sensibilización para agentes sociales, policías locales y técnicos municipales, así como a facilitar junto al Colegio de Veterinarios los lectores de microchip a las administraciones locales, entre otras medidas. 

La firma del Pacto Insular es el primer paso de una hoja de ruta que continuará con la elaboración de un diagnóstico insular de la actividad municipal y en febrero comenzará la formación de agentes locales y la campaña insular de sensibilización y tenencia responsable denominada “Ruta 21, te ayudamos a entender a tu perro”.

En marzo, Cabildo y ayuntamientos iniciarán la campaña de Control de Identificación Municipal, y en abril la corporación y los municipios llevarán a cabo la revisión del Pacto Insular y estimarán las líneas de financiación para la creación de refugios municipales o mancomunados.

Con todo, el objetivo es que no haya marcha atrás contra el abandono, lograr un cambio de mentalidad y el paso de un sistema asistencialista a uno preventivo que borre a Gran Canaria de este ranking europeo tan  vergonzoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.