La candidatura a Patrimonio de la Humanidad de la asombrosa cueva de Risco Caído en Gran Canaria recibió hoy el respaldo de los parlamentos de Extremadura, Murcia, Asturias y Canarias en la emblemática casa natal de Benito Pérez Galdós, un entorno de especial trascendencia para la reunión de cámaras españolas por su universal defensa de los parlamentos como esencia de la democracia. 


Por este motivo, el firma de adhesión a Risco Caído previa a la reunión de la Conferencia de Presidentes de Parlamentos Autonómicos adquirió aún más relevancia, ya que de un lado puso de relieve el excepcional legado de los aborígenes canarios, con un templo astronómico sin parangón en las 100.000 islas del planeta, y por otro a Galdós en el Bicentenario de su muerte y su defensa del cuidado permanente que necesita la democracia para afianzarse y sobrevivir, un espíritu del que dejarse invadir en los convulsos tiempos actuales.


Así lo pusieron de manifiesto tanto el presidente del Cabildo, Antonio Morales, como la presidenta del Parlamento canario, Carolina Darias, que trasladaron los valores tanto de Risco Caído como de Pérez Galdós -probablemente el más importante escritor español tras Cervantes, apostilló Morales-, a la presidenta  del parlamento de Extremadura, Bianca Martín, de Murcia, Rosa Peñálvez, y al presidente de la Cámara asturiana, Pedro Sanjurjo, quienes rubricaron así su apoyo en el corazón de la capital grancanaria.


Junto a parlamentarios de sus respectivas cámaras, no solo recorrieron el lugar que vio nacer a Don Benito también junto al consejero de Cultura, Carlos Ruíz, sino que el programa, tras la reunión de trabajo, incluyó su traslado almogarén del Roque Bentayga para desde allí sentir el poder de los lugares sagrados de Gran Canaria incluidos en la candidatura.


Y es que la andadura de Risco Caído como legado de la humanidad no requiere solo del respaldo de las instituciones implicadas, sino de la sociedad en su conjunto, que se ha ido sumando sin fisuras y desde este sábado cuenta con nuevas adhesiones que validan aún más su andadura para que, finalmente, los países del mundo lo señalen como una herencia digna de ser encumbrada como valor planetario.


Además, los parlamentos españoles fueron invitados a sumarse con sus propias acciones al Bicentenario de Benito Pérez Galdós, también destacado cronista parlamentario, y a propagar así sus valores de permanente cuidado de la democracia.


El Cabildo y el Parlamento de Canarias agasajaron así a los diputados que se trasladaron a la isla para su reunión de trabajo con la confianza de que se conviertan en nuevos embajadores de Gran Canaria, incluida la gastronomía, en auténtica boga dado el exquisito sabor de los productos que da su tierra volcánica bajo su espléndido sol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.