El respeto al rival y la importancia de los puntos dio lugar a un encuentro con mucho juego en el medio campo,  mucha disputa por cada balón y poca presencia en las áreas de ambos equipos.

A medida que pasaban los minutos se veía que cualquier detalle decidiría el partido.

Finalizó la primera mitad con el empate inicial y dónde quizás el Gáldar dispuso de alguna ocasión más que su rival, aunque los visitantes, sin llegar a  tener ocasiones muy claras, mostraban peligrosidad por la velocidad de sus delanteros.

Se inició la segunda parte tal como finalizó la primera  hasta que llegó la jugada que decidió el partido. Penalti a favor del Gáldar y gol. A partir de ahí el equipo visitante lo intentó todo para conseguir el empate con más corazón que juego, pero supieron los de Félix Oramas sufrir y defender el resultado, e incluso dispusieron de algún contrataque para decidir el partido. Pero el marcador no se volvió a mover.

En resumen, importante victoria del Gáldar conseguida con un único gol en la segunda parte ante un equipo que venía con una racha impresionante de resultados y que demostró el porqué es tan difícil derrotarlos.

Tres puntos que siguen demostrando que este equipo aspira a todo y mantiene la ilusión por lo que resta de temporada. Cinco partidos para finalizar la fase regular y el apoyo de la afición, que una vez más se citó en Sardina en buen número, se antoja vital para festejar a final de temporada el ansiado ascenso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.